Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

 

Fracaso escolar y suspenso son palabras temibles que nadie quiere escuchar en referencia a sus hijos. Para unos, el fracaso lleva implícito el propio fracaso como educadores, ya que ven truncados los planes de futuro para sus hijos e hijas; para otros, pone de manifiesto que el sistema tiene fallos y no tiene medios suficientes para ponerles remedio. En Pirandello Formación sabemos que son muchos los factores implicados, y que supone igualmente una respuesta plural.

Para ayudar a los alumnos a mejorar es las tareas académicas es imprescindible además de realizar los deberes, reforzar o afianzar aquellos conocimientos en materias troncales como la lengua y las matemáticas; mejorar la comprensión lectora, calculo, razonamiento, habilidades transversales. Para ello utilizamos talleres educativos, que usan el juego como herramienta metodológica.

Además, los alumnos que acuden a las aulas de Pirandello deben empezar por consolidar una serie de hábitos de autonomía: llegar puntuales, tener la agenda actualizada con los deberes, trabajos y exámenes; consultar la agenda cada día antes de empezar a trabajar, tener el material necesario para poder hacer los deberes… aspectos que para un estudiante modélico resultan de lo más obvio. Sin embargo, para muchos de nuestros jóvenes y niños, estos hábitos no acaban de estar adquiridos y hay que trabajarlos diariamente. Solo potenciando la autonomía mejoraremos las habilidades de aprendizaje.

En Pirandello no trabajamos ajenos a las directrices de las escuelas o institutos. Todo lo contrario, intentamos mantener un contacto constante con los tutores de los usuarios que requieran un seguimiento más específico a nivel escolar. Esta coordinación tiene por objetivo establecer y consensuar pautas de actuación, estrategias de trabajo y propuestas comunes de intervención entre la escuela o instituto y las aulas de apoyo.

De igual forma, destacamos el papel fundamental que ejerce la familia. Parte imprescindible del trabajo que realizamos con las familias de nuestros alumnos se dirige a poder compartir y proponer pautas educativas que mejoren el desarrollo de sus hijos o propuestas de mejora del espacio del estudio, además de estar siempre disponibles para resolver las consultas y dudas que siempre surgen ante el reto educativo. Además, contamos con talleres dirigidos a las madres y padres, por ejemplo, sobre bullying.

En resumen, consideramos que un trabajo exitoso para superar el fracaso escolar supone:

  • Reforzar habilidades transversales al estudio: comprensión lectora, cálculo, razonamiento…
  • Tener un clima de aula adecuado, donde no se juzga o se etiqueta al alumno, se apoya y se respetan los ritmos.
  • Inculcar buenos hábitos de autonomía y organización.
  • Posibilitar la coordinación con los centros educativos de referencia.
  • Compartir pautas educativas con las familias y ofrecer apoyo.

¡Comencemos el año 2017 superando los retos educativos!

 

Eva Clavero, Psicóloga educativa en Pirandello Formación. 

Si desea más información por favor rellene este formulario